Un picnic bohemio

Un día despejado, algo de picoteo, detalles con encanto y ganas de explorar sin rumbo fijo. Nos dejamos invadir por el espíritu bohemio y nos ponemos en marcha. La madera, el mimbre, las telas y un toque de dorado, son clave para crear un escenario mágico en el que disfrutar de nuestro picnic. Elegimos algunas de las piezas de lin’n clay, y nos lanzamos a la búsqueda del lugar en el que montar la escena. Pero con buenas ideas y los ojos bien abiertos, esto no ha de ser un gran problema.
La preparación, el ambiente, cada paso del proceso es fundamental para nosotros. Elegimos unas delicadas flores silvestres de la boutique de la flor y algunos alimentos vistosos, de esos que te entran por los ojos.

 ¿Nuestras sugerencias?

*Una tabla de quesos variados y embutido con olivas negras y verdes.
*Panecillos variados.
*Uvas rojas, higos u otra fruta de temporada que de color a la escena.
*Y un delicioso postre de bizcocho con relleno y topping de frutas silvestres (o lo que tú prefieras, deja volar la imaginación)
 
El plato Lilac y los bowls Ivory y Toscan Sun, son nuestros mejores aliados para el empatado.
Muchas veces nos preguntan: “¿siempre ponéis todo tan bonito?” Y lo cierto es que no siempre disponemos del tiempo para montar un “picnic bohemio”, pero nos encanta intentar cuidar de los detalles en el día a día. Porque con un pequeño toque todo sabe más rico y somos un poco más felices.
¿Os animáis a crear vuestro propio picnic? Y sino, busca esos ratitos especiales en tu rutina diaria, ¡nada nos gustaría más que nuestros diseños te acompañen en esos momentos! 

¡No olvides etiquetarnos en tus fotos de instagram @linenclay !